A pesar del calor agobiante del último viernes de febrero los empleados del Congreso terminaron de colocar el nuevo pasto en los canteros de la explanada del Palacio Legislativo. La tecnología no llegó al histórico edificio: para que el próximo lunes esos panes de césped luzcan bien verdes los regaron con dos largas mangueras y dos simples y clásicos molinetes. También se quitaron los andamios exteriores para la Asamblea Legislativa del 1° de marzo, y se despejó parte del frente de la confitería del Molino, en la esquina de Callao y Avenida Rivadavia, donde avanzan las obras de refacción. Los pisos del Congreso ya hoy olían a cera, incluso en los vestíbulos de los estacionamientos, mientras en el Anexo de Diputados se hisopaban en dos turnos, matutino y vespertino, los legisladores que participarán de la ceremonia en forma presencial. Lo mismo hicieron los senadores en el salón comedor a partir de las 14. Todos quedaron a la espera del resultado de sus tests.

Aunque los bloques de ambas Cámaras ya habían sido notificados del protocolo del próximo lunes, también hoy se envió la invitación formal desde la Secretaría Parlamentaria a cargo de Eduardo Cergnul. A su vez, Cristina Fernández de Kirchner, como presidenta del Senado, y Sergio Massa, como titular de Diputados, notificaron en un breve texto firmado en forma conjunta las medidas especiales y restricciones de circulación en el marco de la pandemia de coronavirus.

Según lo previsto, la Asamblea que dará apertura al periodo 139 de sesiones ordinarias comenzará a las 11 tras lo cual se espera el arribo del presidente Alberto FernándezSu discurso está previsto para una hora después.

Esta vez, al jefe de Estado del Frente de Todos no lo acompañarán todos los ministros de su gabinete: al menos Carla Vizzotti, a quien recientemente confirmaron COVID positivo, no podrá asistir. También fue aislado por ser contacto estrecho el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

Ya estaba previsto que los gobernadores se conectaran de forma remota y que no hubiera agasajados especiales. Aunque estaban invitados para participar en forma presencial, no asistirá ninguno de los integrantes de la Corte Suprema. En medio de la tensión entre el oficialismo y el Poder Judicial (hoy el diputado kirchnerista Leopoldo Moreau insistió con que se debe ampliar la Corte) los miembros del máximo tribunal desistieron de asistir con el argumento de que por su edad integran los grupos de riesgo. Estarán todos juntos en la Sala de Acuerdos del Palacio de Tribunales sobre la calle Talcahuano.

Según se informó oficialmente, para mantener una distancia de al menos un metro y medio entre legislador y legislador sólo 90 fueron autorizados a participar dentro del recinto. Juntos por el Cambio anotó a ocho senadores nacionales mientras que el bloque de diputados del PRO preparó una lista de 28 entre ‘titulares’ y ‘suplentes’ y la UCR irá con 13 diputados nacionales, pero seis más se preparan para participar desde las galerías, si las habilitan. En ese caso, la principal oposición tendrá 45 propios en total.

En las distintas nóminas fueron apuntados todos los jefes de bloques e interbloques. El reparto fue proporcional al número de integrantes de los distintos bloques por lo que el oficialismo será mayoría frente a las distintas oposiciones.

Según la resolución de Cristina Kirchner y Massa,a las 11 de la mañana se cerrará el ingreso al recinto que será una “burbuja” sanitaria. En el estrado sólo estarán los integrantes de la Mesa de la Asamblea compuesta por los presidentes de ambas cámaras, la presidenta provisional del Senado, Claudia Ledesma Abdala, y el Presidente de la Nación.

Las galerías fueron reservadas para la Corte, que no asistirá, y para los miembros del gabinete nacional que estén en condiciones sanitarias participar. La circulación estará acotada dentro y fuera del recinto.

Como es habitual, la Asamblea Legislativa se realizará en el recinto de la Cámara de Diputados, con capacidad para 257 bancas y con poco espacio para agregar sillas entre las hileras para los 72 senadores. En esta oportunidad para mantener la distancia sólo estará presente un centenar de los 327 legisladores (dos están de licencia, el diputado Ignacio de Mendiguren y el senador José Alperovich) mientras que el resto se conectará vía Webex.

A pesar de las medidas estrictas de seguridad sanitaria y de la realización del hisopado, varios diputados y senadores de Juntos por el Cambio confirmaron que mañana participarán de la movilización en rechazo a la vacunación de amigos, periodistas, políticos y familiares por fuera de las prioridades establecidas por el propio Gobierno que derivaron en la renuncia del ministro de Salud, Ginés González García.